viernes, 29 de enero de 2016

De fechas y agasajos

Resulta que hay que esperar que sea 29 cada mes para comer un plato de ñoquis. Que el almanaque marque 14 de febrero para ir a cenar a un lugar diferente con tu pareja, decirle que la amás y hasta hacerle un regalo. 
Muchos esperan que una persona cumpla años para comprarle algo que vieron en una vidriera y al instante pensaron en ella. 
Otros le compran un regalo al hijo, nieto o sobrino el día del niño y nunca lo sorprenden con un regalo fuera de lo que les marca el calendario.

La verdad que es bastante aburrido andar por la vida regida por fechas para hacer algo. Fechas que fueron impuestas por vaya a saber qué creencias. ¿Hay que esperar para sentir? Eso no se planifica.

Tradición debería ser hacer lo que uno siente de manera sincera cuando le nace. Ese sería un hermoso rito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada